NUEVO BLOG

Mientras todos escriben sobre lo solos que se sienten... yo escribo lo inverso.
http://unaniosinnovia.blogspot.com/

Es genial.

domingo, 25 de julio de 2010

Nuestra Sociedad Dividida.

A la hora de describir a nuestra sociedad, queda en claro que nos encontramos ante una sociedad caracterizada por sus eterna fuertes y profundas divisiones bipartitas.

En lo político hemos vivido una eterna desunión desde que la revolución de mayo enfrento a la caprichosa y mimada Buenos Aires, quien deseaba separarse de España por el monopolio que imponía la segunda sobre el comercio internacional, de esa profunda división, surgieron los bandos de la guerra civil que sufrimos durante casi los primeros 37 años de historia después de nuestra independencia.

De ese periodo podemos mencionar como ejemplo típico de las divisiones personalistas que vendrían, la lucha entre los partidarios de rosas y los detractores del mismo

Una vez terminado ese conflicto y zanjadas las diferencias entre ambos bando, no paso mucho tiempo hasta que apareciera otro foco de división interna en nuestro país, así a principios del siglo XX, la lucha se desato entre los Conservadores y los radicales, el país estuvo dividido entre estos dos bandos hasta que una nueva figura política volvió a dividir a nuestro país, así a mediados de la década del 40, la argentina empezó a dividirse nuevamente, esta vez entre peronistas y antiperonistas.

Luego de un periodo oscuro plagado de dictaduras y de la muerte de una de las figuras más polémicas y que mayor influencia tuvo en los argentinos, la división dejo de ser entre dos ideales y paso a ser entre quien estaba en el gobierno en ese momento y la oposición, así tuvimos la división entre Alfonsinitas y opositores, Menemistas y Opositores, hasta llegar a la actualidad, Kirchneristas y opositores.

Pero la división social que caracteriza a la argentina no es monopolio del ámbito político, la sociedad se ha visto dividida en dos polos opuestos en montones de cuestiones ajenas a la política, así en una época la división era entre quienes gustaban del tango y quienes lo consideraban cosa de gente pobre, entre quienes veían a Gardel como un genio del Tango y quienes lo despreciaban, lo mismo paso con Astor Piazzolla , cuando la división era entre quienes consideraban que era tango o no. Por otro lado, el rock nacional también vivió sus grandes divisiones, entre los Ricoteros y quienes escuchaban a Soda Stereo, quienes preferían a Charly García por Andrés Calamaro o en los noventa, el fanatismo que divida a quienes escuchaban a Los Piojos o La Renga

En el futbol la división siempre fue entre simpatizantes de River y de Boca, si hablamos de Clubs, Menotistas o Bilardistas si hablamos de planteo táctico o Maradonianos o Antimaradonianos si hablamos de figuras del futbol.

Nuestra tendencia a dividirnos en bandos incluso afecta a la literatura, existiendo divisiones como Pro Borges o Contra Borges, o gente que ama el Martín Fierro o gente que lo destruye.



Pero el problema no es la constante dicotomía entre dos opciones en la que nos sumergimos los argentinos, si no la incapacidad para tolerar y reconocer nuestras diferencias y los debates que llevan a ellos.

2 comentarios:

Ricardo dijo...

Hola Alejandro:

Muy bueno el blog y me gustaron mucho tus posteos sobre matrimonio igualitario y adopción.
Un gusto leerte.

Saludos.

Mejor Hablar De Ciertas Cosas dijo...

Gracias por pasar y comentar, que bueno que te haya gustado

El tipo APOYA...

Manual del Buen Hueso