NUEVO BLOG

Mientras todos escriben sobre lo solos que se sienten... yo escribo lo inverso.
http://unaniosinnovia.blogspot.com/

Es genial.

miércoles, 4 de agosto de 2010

Historias de los demonios que la boca reinan, por que los gordos somos muchos

De chiquito crecí en una familia de buen comer, no, buen comer no, de mucho comer y de mala manera.  Mi viejo siempre tuvo problemas alimenticios y de sobre peso, problemas que yo comparto . Por otro lado mi crianza también fue influenciada por dos abuelas sobrealimentadotas, que me cocinaban la vida.

Ya de bebe me acostumbre al consumo excedido de comida ya que como mi padre volvía tarde de trabajar, cuando yo estaba durmiendo ya, generalmente se daba la siguiente escena, mi viejo llegaba, se ponía a cenar y yo me despertaba, entonces me sentaba aupa suyo y comía de su comida.

Debo ser el primer niño de 1 año al que pusieron a REGIMEN.

Crecí viendo a mi padre engullir Big Macs como si de vasos de agua se tratara, acompañando su pedido siempre con Milk Shake gigante sabor a  frutilla, todo esto mientras yo comía mi cajita feliz, mirando con orgullo a mi padre, deseando que llegara el día en que yo pudiera realizar tal proeza gástrica.

De hecho, empecé a pedirme el Big Mac, antes de poder terminarlo y realizaba un esfuerzo tremendo por comerme esa hamburguesa doble.

En mi adolescencia, la comida marcaba la hombría y comer grandes cantidades de comida chatarra como bestia  era cosa de macho, he llegado a competir con alguno de mis primos y mis tíos a ver quien comía más . De hecho mi viejo cuenta  siempre la anécdota de la vez que  me recomendó una Pizzería libre a la cual, por supuesto  asistí con unos  amigos y recuerda que  cuando comento que posiblemente yo hubiese ido,  los de la pizzería le respondieron " si ya sabemos quien es".

Por otro lado, tome los malos hábitos de comer mi plato y robarle a los demás, y por supuesto, la mala conducta alimenticia de si me pedía un plato, terminarlo, sin importar si es el segundo o el tercero, la comida no se tira y Por supuesto, no nos olvidemos  terminar los platos que los demás no terminaron, de nuevo, la comida no se tira.

Y viendo que en mi mesa la costumbre era robarle todo a los demás, me críe comiendo rápido, mal y mucho.

Hoy me enfrento a mi gordura, a mis malos hábitos y mis tendencias a las grasas y comer a gran velocidad, todo para llenar mis vacíos con comida.

Yo se como es esto, yo he estado ahí y estoy ahí, por eso mismo, presento, recomiendo y publicito una nueva joyita que encontré sobre el tema de la gordura, de manos de una de las mejores escritoras de Blog que existe, una chica que va a dar que hablar.


http://pochitamorfonisa.blogspot.com

4 comentarios:

Marcelo Cafferata dijo...

En el 2007 hice un tratamiento con el que logre sacarme de encima unos 65 kilos lo que representaba 85 de mi peso maximo. Es decir me baje a mi mismo!

Desde el 2007 a esta parte, he recuperado algunos (unos doce aprox.) pero de todos modos tengo como 70 menos de mi peso maximo, lo cual es una vida completamente distinta.
Que horrible es convivir DIARIAMENTE con este tema, hay gente que vive libre de este "peso" (justamente!) y come lo que quiere cuando quiere y listo!.
Uno tiene que vivir midiendo, teniendo cuidado porque antes cualquier miguita desata el gigante dormido y empieza a comer desaforadamente y todas esas cosas que todos los que hemos pasado por esto conocemos (comer a escondidas, comer cualquier cosa, picotear todo el tiempo, comer aún cuando el cuerpo hace rato que grita basta! y miles de etc. que todos hemos padecido).

Les recomiendo un libro para tomarlo con mucho humor y seguir reflexionando sobre el tema.

http://revoleandolibros.blogspot.com/2010/04/la-pinta-es-lo-de-menos.html

Gracias por la recomendacion del blog. Ya entro...

Mejor Hablar De Ciertas Cosas dijo...

Llegue a superar los 100kg(baje a los 85 y volvi a recuperar muchos, creo que estoy en los 95)

Yo tambien debo cuidarme y bajar unos kilos, por suerte ahora que tengo vacaciones estoy trotando y tratando de bajar al menos cuando puedo, la cantidad de mierda que como

Nat dijo...

El problema con la comida es que uno sí o sí debe enfrentarse a ella por lo menos 3 veces al día, y debe ser muy difícil medirse todas y cada una de esas veces. Y hay mucho boludo prejuicioso que dice "que se jodan por comer tanto".. y no se dan cuenta de que nunca es así de simple.
No hay que ser esclavo del cuerpo, ni ser un sex symbol, pero cuando es la salud propia lo que está en riesgo.. ahí hay que tener una fuerza de voluntad MUY fuerte.

Mejor Hablar De Ciertas Cosas dijo...

Los problemas de la comida no son solo fisicos, si no mentales-

El tipo APOYA...

Manual del Buen Hueso