NUEVO BLOG

Mientras todos escriben sobre lo solos que se sienten... yo escribo lo inverso.
http://unaniosinnovia.blogspot.com/

Es genial.

lunes, 2 de agosto de 2010

El Tipo Y Sus Días De Secundario


Cuando termine  6 grado, el anteúltimo año  del primario, tome la decisión de a que colegio secundario iba a ir.

Hace relativamente poco  se había demostrado  era ADHD,  lo cual  me hacia sentir diferente y no particularmente  diferente como en algo bueno. Al parecer era una especie de enfermo mental que dependía de una droga llamada Ritalina ( o Rubifen, dependiendo de la economía) para poder pensar con claridad, sentía que para todos era una especie de entupido que no se podía concentrar  sin una pastilla de mierda,  me sentía inferior. Sumando a que mis habilidades sociales no eran buenas, por decirlo de una forma, me veía a mi mismo como un completo fracaso en todo sentido de las palabras, entonces decidí tomar un desafío. Para demostrarle a mis padres y al mundo que a pesar del ADHD  yo era una persona inteligente,  que podía ser de los mejores, decidí ir a un secundario con nivel universitario

Así elegí  ir al Carlos Pellegrini, debido a la fama de colegio exigente  que tenia, donde se formaba lo mejor de lo mejor. Ir a ese colegio era todo un desafío debido al difícil curso de ingreso, solo pocas vacantes y muchos inscriptos. Además muchos compañeros míos de primario se iban a anotar en ese colegio. Si ellos podían, yo también.

Cuando comunique a mis padres esa decisión, me mandaron  a una psicopedagoga, para que me hiciera un par de análisis,  no se si era la idea de mis padres o no, disuadirme con esto, pero por algún motivo me hicieron un test para medir la inteligencia.  Aun  recuerdo lo impaciente que estaba esperando el resultado, mis padres hicieron todo lo posible para disuadirme de conocer mi capacidad intelectual, pero no pudieron convencerme   y al final me comunicaron el resultado, contrario a lo que yo pensaba,  el resultado no solo no fue malo, si no  que yo tenías más capacidad que lo normal. 

Siendo que estaba capacitado para realizar el curso de ingreso,  decidí hacer el intento.
Fue uno de los sacrificios más grandes para mi, debía estudiar mucho y estudio solo significa una cosa, concentrarse y eso nunca había sido lo mío, por otro lado,  antes de la ultima rondas de exámenes, caí victima de la varicela, la cual para mi fue gravísima, debido  a la edad a la que la agarre.

Aun así, logre entrar al Pellrgrini, donde aprendería un montón de cosas, pero no las que yo esperaba  y menos de las personas que yo esperaba…

2 comentarios:

reina dijo...

Uno de mis trabajos es dar clase a un nene con ADHD... tremendo laburo...!!!
Siempre paso por tu blog "Balada de la Ritalina" esperando encontrar algun dato que me sirva... pero nunca hay nada ahí más que el título...
Es un desafío muy grande y muy agotador intentar enseñar algo distinto cada 15 minutos y afianzar los conocimientos también...
No quiero pensar con qué voy a encontrarme hoy, después de dos semanas de vacaciones... espero no tener que empezar todo otra vez....
Sería interesante que escribieras tus experiencias en el blog... quizás ayude a otros...

Mejor Hablar De Ciertas Cosas dijo...

Hace mucho que quiero empezar ese blog, pero me cuesta escribir mucho sobre el tema pq era muy nene en la mayor parte y tambien es todo un tema muy triste.

El tipo APOYA...

Manual del Buen Hueso